Nuestra Historia

Con mucho esfuerzo, cariño y buena onda, creamos “La Vieja Bodeguita”, en una constante búsqueda por mantener con vida diversos artículos del pasado que nos acompañaron durante alguna etapa de nuestras vidas, y que muchos de ellos ahora son parte de la historia.
Inicialmente “La Vieja Bodeguita” partió como un espacio privado. Con el pasar del tiempo y con ayuda de familiares y amigos, quisimos llevar este proyecto un poco más allá y abrir sus puertas al público. "La Vieja Bodeguita” concentra a la fecha cientos de objetos antiguos, y constantemente se va renovando e incorporando nuevos productos, en un ciclo como la vida: mientras unos se van, otros llegan.

 

Durante aproximadamente 8 años de vida, cientos de artículos ya han sido vendidos, esto cuando iniciamos la oferta a través de distintos portales en internet.


Hemos recorrido gran parte del país en busca de diferentes artículos curiosos, algunos abandonados, desechados y nosotros los rescatamos y les damos una nueva oportunidad de uso, y valor.
No podemos dejar de mencionar la gran cantidad de amigos que hemos dejado en cada lugar donde rescatamos objetos, un gran saludo para ellos !!

Un Referente

Heredó de sus abuelos (a quienes recuerda con mucho cariño) el aprecio por las antigüedades. De ahí probablemente venga el encanto por lo antiguo y su afán de buscar “donde nadie más busca”.
De sus abuelos guarda buenísimas historias. Algunas del abuelo Francisco (abuelo materno), que tenía una fábrica de tuberías de cemento y baldosas, muy aventurero y viajero. También hay historias del abuelo Chuma (abuelo paterno), que tenía su taller donde actualmente vive Don Raúl, lugar habilitado para la desabolladura y pintura de automóviles desde los años 50 ó 60´s, cuando eran autos de lata gruesa.
 
Ambos personajes tenían grandes habilidades e hicieron historia en la familia de Sergio. Con seguridad, más de algún auto clásico aún circula por las calles de Santiago y debió ser reparado por el abuelo Chuma. También muchas casas de Santiago aún deben tener tuberías de cemento o baldosas en sus patios, de las mismas que fabricaba el abuelo Francisco.

Envianos tus comentarios , Contáctanos